Reposapiés

Hay cosas que nacieron para estar juntas. Las galletas y la leche. Las fresas y el champán. El cine y las palomitas. Ya tienes el sillón perfecto… ahora sólo te falta el reposapiés ideal para acompañarlo.