Sofás con lado abierto

Olvida la tradición: tu sofá puede hacer de todo. Dale forma, muévelo, combínalo, constrúyelo. Si puedes imaginarlo, puedes tenerlo: el único límite es tu imaginación.