De un concepto clásico a un espacio contemporáneo

La familia Villamizar está compuesta por Lina y Juan Pablo, quienes están es sus cuarentas, y sus 3 hijos de 2, 4 y 6 años. Esta pareja ha heredado los muebles de sus padres y familiares a lo largo del tiempo, quienes en un principio les ayudaron con el amueblamiento de su primer hogar. La familia vive hace un año en un nuevo apartamento con acabados modernos, sin embargo el amueblamiento ya no estaba acorde al gusto de Lina y Juan Pablo. Ellos estaban buscando optimizar su espacio de forma que se viera más amplio y no se obstaculizara el flujo de la sala y el comedor.

La familia Villamizar tiene un estilo de vida activo. Los padres trabajan todo el día en sus oficinas y sus hijas mayores están ya en el colegio y cuentan con sus espacios propios de  juego y estudio. Debido a esto, la sala y el comedor son espacios donde los padres se reunen a menudo con su amigos y les gusta que refleje su estilo fresco y sofisticado.

El reto de decoración

El espacio a remodelar tenía un estilo clásico y un gran número de muebles y objetos que bloqueaban el campo visual y lo hacían ver pequeño. El espacio estaba decorado con diferentes estilos que no coordinaban entre sí, mezclando muebles y objetos retro con piezas más modernas.

La solución de diseño

El Conceptor propuso manejar un sólo estilo de decoración con espacios frescos y casuales y acabados sofisticados que le imprimieran madurez al espacio. La paleta de colores osciló entre grises y azules mezclados con toques metálicos y acabados en mármol, logrando un ambiente elegante y contemporáneo.

El acento de color del espacio se ve reflejado en la cuadros de arte utilizados, los cuales llevan el hilo conductor de la paleta de colores propuesta y rompe visualmente con el entorno. Lo anterior, hace más divertido el espacio y refleja el estilo de vida dinámico de esta familia.

Servicio de decoración de interiores

Permítenos llamarte para darte más información
*
*
*
*