Room inspiration

Aventurero

Adj. Alguien que anhela visitar lugares que no conoce y vivir nuevas experiencias.


Cerámicas de un estudio de arte de Berlín. Un libro que compraste en el aeropuerto de Nueva York. Esa pieza que encontraste en la medina de Marrakech. Si este es tu estilo de almacenamiento, necesitas un hogar con espacio para las cosas que te recuerdan tus vivencias.

Para hacer viajar tus sentidos incluso cuando no lo estás haciendo, te rodeas de colores profundos, de la calidez de la madera y algunas plantas como compañeras. Además, por supuesto, al igual que cualquier itinerario bien planeado, tu almacenamiento necesita espacio para imprevistos.

Espacio para recordar. Espacio para crecer.

Para el estilo de almacenamiento ‘Aventurero’, elegimos el sistema de pared Copenhagen, diseñado por Morten Georgsen, en madera de nogal. Esta combinación tiene compartimientos con frentes abiertos y ocultos. Forma parte de una gama que le aporta a tu espacio muebles de diseño elegante, apoyados sobre el suelo, en tamaños que se adaptan a tu vida.

Míralo de cerca

Consejos de estilo

Black wall system

Como los mejores destinos vacacionales, la magia de este estilo de almacenamiento reside en sus contrastes: la uniformidad de los módulos de almacenamiento frente a la naturaleza impulsiva de nuestro diseño.

Cruza las líneas.

Es fácil lograr simetría con módulos como estos, pero queríamos crear un estilo que transmitiera serenidad y espontaneidad. Haz tú lo mismo: agrega plantas altas y decorativas; trabaja con diferentes materiales y tonos. Coloca objetos en el suelo para hacer énfasis en que vives sobre la marcha.

Mezcla tus maderas.

La madera es el material de referencia cuando se trata de aportar calidez a un espacio. En otros estilos de almacenamiento, trabajamos con un solo tipo de madera para lograr un look minimalista. En este caso mezclamos las distintas maderas de la silla, el suelo y los accesorios con plantas y tonos terracota para intensificar el carácter cálido y aportar sensaciones orgánicas.

Equilibrio visual.

¿Cómo es posible que nuestro look se vea desordenado y armonioso a la vez? El truco está en el equilibrio visual. La idea es que un lado del librero pese visualmente lo mismo que el lado opuesto. No estamos hablando de gramos ni kilos, sino de espacio y luz. No existe ninguna fórmula. Sólo recuerda pensar en ello estéticamente, no sólo de un estante a otro, sino considerando también el equilibrio general.

5 destinos fuera de lo habitual

Mountains
  • Lofoten (Noruega)
    Según Lonely Planet: “La belleza de este lugar es sencillamente impresionante”; no podríamos estar más de acuerdo. Viaja al norte de Noruega, más allá del círculo polar ártico, hasta los paisajes, fiordos, playas y majestuosas montañas vírgenes de las islas Lofoten. Pesca, surfea, esquía, haz senderismo, practica el rafting o bucea. Luego, contempla las auroras boreales o el sol de medianoche sumergido en el encanto natural de estas islas del mar de Noruega.
  • Essaouira (Marruecos)
    La mayoría de los turistas de Marruecos buscan el ajetreo de la medina y la plaza de Yamaa el Fna de Marrakech. Sin embargo, si prefieres una alternativa más tranquila, tu sitio está en Essaouira. Este puerto y destino turístico en pleno océano Atlántico pone a tu alcance la vibrante cultura marroquí, además de excelentes playas y un ambiente más sereno. Aprovecha el clima habitual para surfear o practicar kitesurf, o pasea en camello y toma el sol si hay menos viento. Haz una excursión en un barco de vela y recorre después la medina en busca de recuerdos, especias y pescado fresco.
  • Anguila (Indias Occidentales)
    Con sólo 25 kilómetros de longitud y menos de cinco de anchura, nadie te culparía por no conocer la pequeña isla de Anguila. Aunque nunca es tarde para hacerlo. La isla, premiada como mejor destino isleño de lujo del mundo en 2014, tiene mucho que ofrecer. Disfruta de sus infinitas playas de arena y sus hoteles boutique de primera categoría, lujosos centros turísticos y grandes villas. Tu paraíso hecho isla te espera.
  • Osaka (Japón)
    Hermana pequeña de Tokio y Kioto, más animada y divertida, en Osaka todo gira en torno a la comida, que es buena y abundante. Sin ir más lejos, el lema adoptado por los lugareños es ‘kuidaore’, que podría traducirse como ‘come hasta que desfallezcas’. Prueba el famosísimo ‘takoyaki’ callejero: una deliciosa mezcla de pulpo, jengibre y otras hierbas, en tempura. En Osaka hay también restaurantes con estrella Michelin y todo lo que cabe entre una cosa y otra. La enérgica y boyante naturaleza de los habitantes de Osaka se refleja en su arquitectura y su sólido horizonte urbano bañado en neón brillante.
  • Aarhus (Dinamarca)
    No podíamos terminar esta lista sin llamar un poco la atención sobre nuestra tierra natal. De seguro has oído hablar de Copenhague, pero te recomendamos que planees tu próximo descanso urbano en nuestra segunda ciudad más grande: Aarhus. Como podría esperarse de la Ciudad Europea de la Cultura del año pasado, Aarhus cuenta con abundantes museos, galerías y recintos musicales, y celebra numerosos eventos culturales anuales y espontáneos. La gastronomía ocupa también uno de los primeros lugares en la lista de talentos de la ciudad:

    Dale una probada al mundo en el salón internacional Aarhus Street Food o cena la mejor cocina nórdica o francesa en uno de los cuatro restaurantes de la ciudad con estrella Michelin. Visita playas de fina arena y densos bosques en bicicleta, todo a pocos minutos de distancia. Recibe después tu propia terapia de compras: visita las tiendas locales del Barrio Latino; busca las mejores marcas en los grandes almacenes de la ciudad; pasea por la calle principal, de 850 metros y sólo para peatones; y no olvides pasar por el centro comercial más grande de Dinamarca.
PRO1B